Año I I.
 
 Tarragona O,de Soptiembife de 1903.
 
 NóM. 4 6.
 
Precios t im\0i
 P a r a toda K-spañn: G reales t riint'Hire. I 'nj;o
niitit'iiiado.
 
 T á áTáT áYá
 SEMANARIO TRADICIONALISTA
 XD I
o S I «^-^ 3R y\. 3R. I -Al. *>*-<« I=i ^3E 'Ikr
 
 SBCACCIOH
 Y

 ÁSHIinSTEAClOH
 C alle (ic A ü p n s t o ,'¿O,E nt*' A nuncios
econóniieo».
 
 AUTORIZADO
 
 POR
 
 EL EXCM
 
 £
 
 4'
 
 x . '
• i8ü J '
 
 SR. JEFE REGIONAL
 •»
 
 DE PROPAGANDA TRISTE
 ¡
Siempre adelante!
 L os que prescindiendo do miserias y p ersonalismos,
que matan en flor l as i deas más sublimes, venimos eombatienúo por la
g loriosa Ensena tradicional, q ue con robusto brazo sostiene, desde el
d estierro, el Augusto Duque de Madrid, e stamos satisfechos do nuestra
obra de p ropaganda. No pretendemos envanecernos do a c tos que al fin
y a l cabo no significan o tra cosa que el cumplimiento do un deber,
sagrado para todo buen carlista, p ero tampoco podemos ocultar que
cuando apareció L A ATALAYA en el e stadio do la prensa, el fuego del
entusiasmo e staba cubierto y a mortiguado por l a c eniza del cansancio y
de la fatiga. L a publicación de nuestro semanario, h ace próximamente
un afio, fué una sorpresa para todos, porque nadie pensaba on tales
empresas. Luego, y debido á la g randiosa propaganda del elocuentísimo
Molla, han venido despertándose aquellos dormidos entusiasmos, y desdo
entonces, existe un verdadero pugilato entre loa cftpJislíka ú& l as
éi<"#r6«t©» poWftf c iones españolas. E ste despertar e s u nánime,
e s t rascendental y consolador. La creación, del F omento do la prensa
tradicionalista de B arcelona, la aparicióini do rmevos periódicos y la
expontaneidad con que se organiza la J uventud carlista, prueban n uestro
aserto, y d entro poco tendrán t odas las poblaciones importantes, sus
correspondientes secciones, compuestas de j óvenes abnegados, activos
y decididos, q ue, cual ejército avanzado y denodado, so disputarán
la gloria de ser los primeros y más esforzados en entraren lucha. L a
provincia d e T arragona, que h a sido y e s e minentemente carlista,
t)0 p uede ni debo permanecer ociosa y r etraída un momento más,
y d eber do todas es responderá las excitaciones repetidas de nuestro
ínclito y q uerido Mella, ( que predica con el ejemplo), organizando
una sección de «juventud carlista» en cada una de las poblaciones
de l a p rovincia. L a Capital ha sido la primera, á posar d e su
fama de apática ó indiferente. Tarragona tiene su «Juventud» y un
periódico, q ue, no obstante su modestia, h a combatido en todos los
terrenos que le h a seflalado la disciplina; que fué honrado por el
R... con ol magnifico autógrafo quo publicamos á p rimeros do alio, y
en cuyas coluranaa m h an visto trabajos con l a firma d e D iputados á
C ortes y p rovinciales y d e la mayoría do los señores que componen
nuestra Junta provincial. A propósito do esto, é i nspirándose en
los llamomientos dol Sr. Mella, recibimos é i nsertamos con el mayor
gusto, la siguiente carta del entusiasta y b enemérito joven de Plá
de Cabra, nuestro queridísimo amigo y rico comerciante y p ropietario,
D, R. Balcells, Presidente de a quella Junta local. E l Sr. Balcells ha
concebido para, eita p rovincia un proyecto muy vasto que d eseamos ver
realizado para bien de la
 
 T erminemos por hoy esto asunto, y ajustemos
nuestra conducta á lo que "líe*-^ o bliga la religión y el honor
de colaboLo m sin duda alguna el que está pre- radores do la p rensa
católico-tradlciosenciando la Europa civilizada en el si- nalista. glo
XX, para vergüenza y c ontundente Oremos con nuestro Padre el P apa m
entlsj de los que proclaman las exce- Pió X por los cristianos que hoy
sufren lencias' y ventajas do la civilización ac- l as persecuciones
de un pueblo enemigo tual. de Cristo y do su I glesia: digamos muy L a
iglesia de Jesucristo que, encierra a lto que esos valientes macedonios,
no C ausa. Y para que no so interprete nues- en sus salvadoras doctrinas
los gérmenes son bandidos ni vulgares revolucionarios, tra conducta
en deseo do c entralizar, de la wrdadera civilización y del pro-
sino cristianos decididos que defienden, rogai»08 á ios ami^'os que
estén confor- greso bien entendido, cuya verdad ja> su religión,
su p atria, su h ogar y su mes con la ide% del Sr, Balcells, so diri-
más podrá desvirtuar ol escepticismo cri- honor: y como católicos
pertenecientes á jan á 61 para toda clase de informes y tico racMleruo,
está sufriendo en nuestros l a Diócesis nobilísima de Tarragona, pin
oticias, ínterin so formaliza y t oma d ías, t erribles persecuciones
que nos ha- damos el auxilio y protección divina c uerpo el proyecto,
y podemos someterlo cen recordar las de los primeros siglos p ara esos
cristianos, para que aquellos á los Jefes. del cristianismo, con gran
perjuicio do los q ue tengan la dicha de morir en la fecha ¡Jóvenes
carlistas d e los distritos de pueblos donde tienen lugar, y g ran
des- sin mancillar tan bellos ideales, puedan, T ortosa, Reus, Valls,
Monblanch, Gan- honra de los que pudiendo, ya por temor llenos de orgullo,
decir como mis Santos desa, Falset y Vendrell! L a Religión y ó y a
por egoísmo, no lo quieren evitor. q ueridos, al entregar su cuello a
l v erla Patria exigen de todos un poco do saLos atropellos inauditos,
las persecu- dugo: crificio. Estudiad lo que os dice un joven ciones
horrorosas, y los atroces martirios Por Dios, por la Patria y por el
Hov ehemente, y o brad on conciencia. q ue hoy están sufriendo los
cristianos, de nor. Dice asi nuestro estimado amigo: Macedònia, son l a
m ancha más grande S AIÍLO. « Para que la propaganda no sea estéril
que pueda caer sobre esta tan cacareada y d é resultados positivos, es
mi humilde civilización. p arecer quo podríase constituir una «JuEl
Padre de la c ristiandad quo está ventud Provincial» á s emejanza
de l a r ecibiendo todos los días felicitaciones J unta Provincial,
h oy e xistente, con m undanas, por decirlo asi, do los príncii J a ,
J a J f t , jai a tribuciones ba-stante independientes de pes y poderosos
de la tierra, por su exal¿ Preguntan Vds. de que me río? Pues la Junta
que acabo de mencionar, pero tación al Pontificado, llora ya amarga-
h ombre, no he do reírme! ¿Quién no se d ependiendo en algunos
casos de la mis- mente la triste situación de esos sus hi- regocija
al leer ciertos rotativos detinte' ma, porque todos sabemos que sin
unidad jos, y el eco de su voz no so escucha por reMdosf os imposible
la variedad, y l a disciplina esos mismos que debían ser los primeros
Quo el carlismo está galvanizado. e n acudir a su íhitnaralento, para
potier (¿ue el carlismo está en la agonía, i\ la meta de nuestras
aspiraciones. j untos el remedio. Verdad es que en alQ.UO el carlismo
¡es un cadáver! L a «Juventud Provincial» podría estar gunas do
l as Cancillerías Europeas s e Quo ios carlistas se acabaron ¡en Esc
onstituida con elementos de la capital y l lega á d ecir que se trata
de una poten- tella! los más significados jóvenes de la p ro- cia que
tiene guerra declarada al cristiaDiehoso carlismo ¡y q ué manera d e
vincia. nismo y que las naciones católicas no de- t enor en c onstante
desasosiego á la ffrtm Todos los jóvenes carlistas deberíamos ben
intervenir: recientes están aún v a - familia liberal! c ontribuir,
á medida de nuestras fuerzas, rios suceso-i tanto en E uropa como en
¿Han visto que alguien se preocupo de á d epositar un pequeño óbolo
para lle- l as demás partes del mundo, con ios cua- un cadávort var
á cabo la propaganda d e n uestros les se puede refutar tan vulgar
objeción. ¡Y cuidado si se preocupan de nosotros p rincipios, pues
entonces sin molestias do Desdo que se ha divinizado el derecho los
liberales! ¡Cómo que somos su pesan adie, podríase ir do pueblo
en pueblo á d e la fuerza por aquellas naciones que dilla! d ar á
conocer nuestro programa á los en gran manera dispone» d o e lla, e l A
pesar de estar en la fosa. que no lo conocen, á a lentar á los cobar-
egoísmo y l a anibieión son las supremas ¡ Ja, ja, ja, ja! « des y
despertar á los dormidos. r azones porque so mueve l a d iplomacia ¿Y
por qué esa algazara de los rotaL as diferentes Juventudes que se cons-
actual» y esas son las ánieas razones que tituyesen podrían federarse
con la Ju- hoy pueden alegar l as n aciones para tivos, v amos, por
qué? ¿ Porque en Estella echaron flores alguventud local de Tarragona
y asi, unidos c ontemplar impasibles l a r uina do esos y c ompactos,
ol porvenir sería nuestro. pueblos infelices, víctimas de un gobier-
nas señoritas ííf«.^ de Pamplona? ¿ Porque aplaudieron los liberales
imL A ATALAYA p odría ser órgano d© l a no y de un pueblo quo parece
están destinados á s or la remora y el estorbo de portadoH d e fuera? J
uventud y todos los jóvenes podríamos c ontribuir á la propaganda
moral y m a- l a cífiliíación, por ser enemigos encar¿ Porque el
derrútado Ochoa hizo diaterial del periódico, hasta colocarlo á la
nizados d e la religión cristiana, Pero parar unos cuantos cohetes
mojados? a ltura que s^ meçece el órgano de la «Ju- aüri hay más;
esos pobres cristianos que ¡Vamos hombre, sean Vds. serios y son victimas
do la ferocidad musulmana, n o hagan el payaso! ventud Provincial«. Que
los muertos que vos matáis Cuando s e c onsidere oportuno (pero sin
encontrar caridad ni un pequeño leGozan de buena salud. c uanto más
pronto mejor, porque el ene- nitivo á su inmenso dolor, en a quellos Y
b asta de rotativos. migo avanza), á un pequeño llamamien- q ue de una
manera especial debían prestárselo, no tienen ni siquiera el consuelo
to de L A ATALAYA p odríamos reunimos A hora va de vera». en Tarragona
e l m ayor nàmero posible d e oir «na palabra do conmiseración y El
gobierno quiere pagar á lo» repa4 e aliento de ese órgano que hasta
los d e jóvenes y convocar á una reunión gem ás perversos criminales
que se encuen- triados. neral, tomando los acuerdos oportunos. P ero ©I
c aso os qu€ no hay dinero. ¡ Jóvenes carlistas! La revolución avan-
tran en análoga situación, tiene compaY a nte» hay que buscarlo. za con
pasos de gigante, pero no teñáis, sión y caridad. Mucho nos tememos
que no lo ©nca«iiq ue tras los días de infortunios y q ueP ara la
mayor parte do la prensa de tren. brantos vendrá la paz y l a alegria;
tras E uropa, esos cristianos do Macedònia, P orque aquí tienen dinero
para p©f«»e stos nubarrones qu© se avecinan sobre q ue cansados de
sufrir, hoy se levantan linas, p ara cohetes, para másieas y l a patria,
vése el azulado del cielo que en armas para defender su religión,
tus nos hace presagiar días de gloria y bie- v idas y la honra de sus
mujeres, brutal- p ara demonios. P ero lo que es par* pagar á lo»
héroe* nestar: ¡adelanto, pues! siempre on l a monto violadas por
una soldadesca desd e la Patria, ¡ohl p ara esos, nan«« hay b recha,
ya que como dije otra vez, l a enfrenada, son unos vulgares revolucior
eligión lo implora, la patria lo reclama narios que sin fundamento alguno
renie- s obrante! |Si serán cernicalwf y el R... nos lo manda. gan de
la autoridad, apelando A l a fuella ¡ Adelante, adelante, adelante! p
ara librarse de ella. Asi demuestra esa P ronóstico que agradará poco
d n ada p rensa l a i mparcialidad d e q ue tanto á lo» que com»n
e l t urrón d t l presuR. B ALCELLS. a lardea; si no defendiera los
mismos In- pttdStO. Pre»ldeiit« dt la Juain l»cal, tereses que esos
gobiernos á q ue tan . E a Hoviembïw raunlón d« Cort««, vulPià
de Cabr». I Septiembre 1M3.> r astreramente sirve, otra serla su con-
go Gallinero, y a probación de los presu» ducta. p uestos vkjm, d e
pri?a y e orriendo.
 
 ESPECTÁCULO
 
 JOOUIOOTAML