Año I I.
 
 Tarragona 2 dm^àé^Waé
 
 1903.
 
 NúM. 41,
 
Precios lie sascripciüi
 Para toda España: 6 reales t rimestre. P
ngo ftuticipado.
 
 Y
 
 Calle de Augusto, M, En».' A nuncios
económico*. ,
 
 SEMANARIO TRABICIONALISTA
 ID I O S
 SH^
 
 : <^>--<^

 EXCMO.
 m
 
 í^^'^^*
 
 3ñL T^»"^ " y
 BÜBaBag
 
 AUTORIZADO
 ¥
 
HiEiir^igi'cigiirHiJíggjiíisgi^^
 
 POR EL
 
 SR.
 
 JEFE REGIONAL.
 
- CARm
 DEL SR. DUQUE DE MADRID
 
 Después d© limpiar de colonias á E
spaña, quieren nuestros políticos, meternos en un berengenal sin salida,
ó lo La Verité Francahe de Parla, publica que es lo mismo, atarnos
a l carro de la l^^^f uiente CArta, dirigida al sefior ^izrepublicana
Francia. dlmcio de Bellevue por el augusto soílor Duque de Madrid,
acorea de la persecuCuando podíamos sacar algún proveciÓQ religiosa ep
Fraaaia* cho de las alianzas no quisieron hacerlas y ahora que maldito
la falta que nos «Venècia 26 de Junio de 1903. hacen tendremos que
tragarlas, quieras Mi querido vizconde: LA sangre que corre por mis
venas hierve como la vues:,gió fi te he vistó no me acuerdo: \o
ens que no. tra, como la de todos los que aman á Mucho será no se
prepare un nuevo e ra Icobrar bons sous, y qui té mals de Francia,
ante las iniquidades que se codesastre. co]^ que se'ls passi. meten y
en previsión de los peligros que I«08 lliberals conservadors al vcurer
Costa se ha dedicado al cultivo dé la amenazan á esa noble nación. Ella
misla pansuetut d'aquells católichs los han l iteratura terrorista. ma
se haco traición al confiar la direcariiíconat més encara, y ella
á tot han La.<í últimas cartas h an levantado ción de su Gobierno
A hombres más cuitfm«n. Donch ¿quo s'ha fet aquell zel ampollas y
á muchos se les ha puesto dadosos de su fanatismo sectario que de la
religió y aquellas promesas de loa verdaderos intereses del país. So
pue^ille passarinn do la hipótcssis á la tóssis, carne de gatuna. A
nosotros, en cambio, no nos dan de estar separado por las opiniones
políq1i*anlrian debilitant al llop arrancantii calor ni frió y todas
las mallanas preticas, por las teorías sociales, por l as y -ún pel y
dcroá un altre y que serpreocupaciones de medro personal; j^ero riaft á
r iglesia desde l'oamp alfonsl guntamos al despertarnos: ¿Ha estallado
y a la bomba? h asta el presente ora punto de unión geLos c^irlistas
sora com los gats/scal-.'f^^ú T^^^ que desde l'partlt carlista? neral
para todos los franceses el amor á ats tèbia Los revolucionarios están
como ailos l a Patria. En 1870, aparte de las luchas d^an què'^b aiguaab
la cn'tenim Í>*'?^,i.^|Síi 4»e s'han reduït aquellas explossións c
arts venen anaó de íjerawi, - ^ ^ ^ ^ ^ ^^^ ^^^ ^ buscar un plat en la
con zapatos nuevos. per la forma de gobierno, todos los pe- alfonsistas,
recordem lo que va passar vtVfi del presupost? No pasa día sin su
coirespondiente chos se volvían valientemente contra el ab la Unió
Católica de temps enrera A.Jtt mort de Cánovas ¡quina ocasió meeting
a narquista y no falta quien enemigo v.vi*torio80, y en los desastres
a b lo Pidal que era sou apóstol. é s h<^mosa pera pujar al poder
lo sueña con pavos, para Navidad, con de la derrota mantuvieron alta
el honor Se'ns predicava també com avsy, qu rupo católicb de Pidal
y companyia! gorro frigio. de Francia. ' la Religió era- lo pwmer
de tot (con» ^ I n t i a prerrogativa regia Donya ¿Pavos con gorro
frigio? A la verdad ¿Por qué hoy, hasta en el Parlamento n altres la
féssim anàf -al radera), o írfeàina, «enyora cuals vlrtots la trom-
que quisiéramos verlos. m loyen formular axaenazas contr& la Bisaren
unas 4>^aes,'dè unió qua, mjm do la fama las havla pte^émt d'un «
sittencia delj||[ói:cito, salvaguardia del a ípro^d^asybéíáiláas p
er^gif^ |i&i«y ¿Por qííTse vé cnstigAl' & «fielfti«i manadas per
TEpiseopiüt, déíNrnsáiiias per tin l^artlt católica ab un quèèe
de gran baelga si no daban suelta A los eeu, y mateixos
conservadors, lo més inepte efímero el que so obtiene por el temor,
que per la mateixa gloria de D'eú conve- dels politichs, de qui no
podia esperar beza esos infelices? ¿Acaso ignoran que apoyándose en
intereses bajos y egois- nia queMs carlistas ans convMiséssim raay la
religió un acte de protecció su misión terminará con el verano? tas>
no teniendo como sostenes ó defen- que l a Religió molt ntés podia
esperar declarada, ni la moral una orientació Alba, el de la Unión
Nocional, ha sido sores más que á hombres degenerados. del Palau
d'Orient que de Venècia, y que cristiana. nombrado subsecretario de
lo Presidenen son favor deviom fer lo sacrifici de Los que traicionan
sus conciencias de De segur que no s'presentarà més á cia, ó seo
el mismo cargo cuyo supresión magistrados, de soldados, y su dignidad
las afeccions personals. la dinastia actual ni a ltra ocasió més
pedia. Oh! y que be s'pot fer desde dintr» \ oportuna que aquella pera
donar una de hombres, son traidores dispuestos de ¿Paro cuándo se
han hecho las cuerantemano á todas las deserciones. ¿Qué : de l a
legalitat! ans deyan los eotóUcbe i satisfacció als sentimejíiits
católichs de la dos de cáflofflo en este país? s erá del noble
carácter francés si a o s e d'aqnell temps: D. Alfonso si vejes un ;
inmensa majoria dels espanyols. Alascorrige él mismo? Dirlase verdadera-
grupo do católichs ben adietes ¡ab quin \ h oras haurian tingut encara
una sombra Tal punto h a sido procesado Ooota mente que en las venas del
cuerpo na- gust los hl donarla lo poder!.... Lo partit \ do motiu los
panegiristas del alfonsisme como se ba marchado al extrangero por cional
se ha inoculado un virus anti' j a s'va fer, y ¿qué v« succehif? Fem
una' : p era deroanarnos que anéssim los carlis- «mf«rme. francés, que
al llegar a l corazón le miqueta d'historia y a lzó fará veurer a ta»
a l Palau d*Orient A dobJegor lo geSeria curioso saber cual e ©flfrla,
y a l llegar al alma l a m ata. més de c uatro, que hi h amoltos cosas
noll devant d'un Sant al que no haviam siodad del terrible arogonto. s
lo e nferQue en tu d espertar nuestra querida que s'preseatan ab gran
aparato, pero ttmX may éap Pare Nostre: atashoras Hoy qubn sospecha
si serA la mitáUU, F rancia, arroje I^os á esos hombres que no tesen
such ni brucfa, y q ueso bauórtíiln pogut dir ab una mica de fonaDe
ser cierto, lo lamentaríamos. q ue la deshonran y la aplastan. LA de-
piJMaa de ser una música celestial. mimt, q[ue en altas esferas hi havia
ganas soladora experiencia de estos momentos, Pidal forma una «irrupaoié
molt podeL a ola rqja avanza «i F rancia. ^oriíètarse la demuestra l
a necesidad absoluta que rosa, si no par lo número per la oalltat dMH^*
avuy per los camins de sé religió; l i t ifl*ieS|i¡coí#| ^SBH f Idé
;A i quel francament no perquè tieoe una sociedad de moral y di» honi«-
y g ran prestigi defai que la componlaa, { gol^Ngeroo nada Ibáio»
iqae l a iuprèsló& ám pública; ¿y dónde puedevii racootrar«>
agrupació que bauriafotvonrer la vfM» íimm g anas dinsistir en
aquest punt. Suposo que lo bover preferit un Itibo- de lo confesión. s
e éstos más que en las {aspiraciones de v erda á oualsevol govern
y que tonta No seri» ootnsBo qtto OmibM A otro l a fe religiosa? La
necesidad no se refli.' qà^
b1 bajin posat lo VaticA y l'Episco- masonería sont, tarmisaDtea. pii,
irtfko que seosIUam^nt deu ser per«oBtifluará siendo oatéUoa; lo s«rá
ianto L'agnqMkCió pidallna no va formar gfh» 4ii|i» lo régimen actual
no pot ó no vol Y roiooUiMi tasto^ que émtauat loa más, cuanto más
se pretenda romper }. Alexandre abdican
ni aAn aato unatoc^adadOmq ua post, ó bé porque ni D. Alfonso XII, nt
T m vista d'un flracAs tant eq>atitós tiQ día de colora «e llevará
orneando á D.* O lstina ttalojí toleres «A torbmr la ¿mtikvk
íà baorA qufns ,vlngul a b la sus autores. bona rntunca dslis dos
partits Ititwrals d« leéftirtca do ^ue convé que anem A rogóI M«
peosaraiento es »l quo me sostiooo l a EostaoraolA. Lo cort «s que
Fidia y áeiJtvr l a dinastia alfoiMífiita!> IS»don « ¿Qué pasa,
Sofi<»^, «tt d mando? ¿Es también en mi doble doatlerro, con reía-
l a seupi. ctMlta K^negaore» l a i|«mfatit- lurbOf pero nosaltres tos
bl dirém quo q ue yo ho perdido l a tÍndértt»rio y ol j aldo y ol
oentiido eomAa y l a mMNkte do nlóA A mi querida üspafia, dtMido vao
ra de Cáftovas, so roroa oonsorrador» y / 4 w'ojr/ lo bueno y do lo
miOo, ó «s que ana a p'uparse en torno mío, eon un entuventolera de
locura y de maldad ba baPldal toú liombrat ministre y ¡está siasmo
siempre creciente, á las masas rrido las intollgeséias, trastoroaado
loa olart elt^iitm por óñ&promts tenia qm creyentes y J f l o i ,
. .
 
 Nuestra caballesca BretaAa, al defender á sus Jleligiosi^ contra
l a fuerza .brumal, que no respeta «i A débiles y saiúgtfm mujeres,
ni á los Sacerdotes que no quia·en defenderse, ha confesado una vez
más que ama á su Dios, su fe, su libertad. Ella los conservará. Estad
orgulloso, porque tenéis razón. Como ella sabrá toda Francia, pidiendo
la omnipotente protección do Dios, reunir l as Tuerzas vivas, rehacerse
y arrojar á los que lio la conocen, que no la aman y que son sus peores
enemigos. Con esta esperanza os expreso mi reconocimiento por vu,estra
Sel adhesión, y pido á Di<)s que o> tenga en su santa { guarda. Vuestro,
afectísimo, CARLOS.»
 
 defensar la religió; pero lo seu amo Cánovas,
vcyent que ab las seuas declaracions, fetas desdo FBanch Blau, li creava
conflictes, lo va portar á la Presideacia del Congrés, lloefa ahont no
po^la *?nrahonar. Pidaltoého veya que Tduyan alíi pera que no pogués
defensar la religió, y'que devia protestar y pretendrer lo punt ahont
pogués tenir més ressonància la seua veu, pero ¡ca! mes ímonset que
un anyell, tot xino, xano, se n'va a l siti presidencial, y de la reli-

 
 TOQUES DE ATAQUE
 
 F£M UNA IGi DlSfOBU
 
 i
 
 7