Año II.
 
 Tarragona 25 d^ Jidio. de 1903.
 
 HúiÉ. éO»
 
 r
 .\
A U T ^ Ó M l Z^^ D O
 
 SEMANARIO TàAMCIONALISTA
 i '"i'''iHrn.i •>
MHM-Mlt
 
 POR
 
 É:L· E*7% LT^ChAO, S R . J E F E
 
 REGIONAL.
 
Ksté nifló hizo sus primeros estudios Mayo de 18i6, le condecoró
con el gran que Iléve por derroteros segnrosj «# Carpineto y en
Viterbo; en 1824 pasó cordón de su Orden. !a navecilla del Pescador
do Gallcontinuar su instrucción Julio de 1846 hizo su solem» lc¡m
que defiend.a la verdadera à¿Roma para Romano, abierto de nuevo ne
En 26 de en Perusa, cuya archidiócee el Colegio entrada doctrina de
Cristo contra la inva-^ 'ala sasión por orden de S. S. León XIÏ
sis gobernó por espacio de 3S «Sos, ó ftión y los amagos de >
las sectas;; y encomendado & la dirección de la sea hasta 1878,
en qué fué exaltado al Recessit Pastor NostdP... Í qué resuelva
con sobrenatural cri- Oorapaflta de J^ésàs. Cómo premio á su solio
pontificio, residiendo en ella hasta (Eiocl. ID 8 «í«tho 8Miot4. terio
los pavorosos problemas que àplfcaeiótt y cuando el nifio Pecci sólo
pocos meses antes del f)»Ueciroiento de afids de edadj con antecesor
el Papa Pió IX, santa L a Iglesia católica está de lut0. afectan
^á la misma existencia de^ contaba 16 á postrarse A fué pies sus
suemoria. Habiale éste creado de publi|)rofe8ore8 los del m y El
Pastor Suin-femo, la Cabeza vl- la humana sociedad; que purifique;
PgjMi Leóh XII en ocasión que «e ee}e> cado Oardenal Presbitero con
«à título l a atm^ora moral, tan saturada; iHraba el Afto Santo,
en 1825. Sorpren- de San Crisógono en el Consistorio da de germen^
morbosos; que renmk' iááa el Pontiftce al ver aquel jiovinetto, 19 de
Diciembre de 1850, pero el EroiXIII, ha pagado á mejor vida! Él á las
ovejas disperoas en el aprisco, l4if dirigió algunas frases de afecto,
eom- nentisimo Pecci continuó en »u diócesis. en oir que Dorante
su largo episcopado se vio alma Santa 4el gran Pontífice, li- I del
bucfu Pastè*7 que atraiga al^ i^déndose«clesiástiea. queria abrazar
ía.carrera 1^ el Colegio Mons. Pec«l envuelto en tres revoluciobro de
los lazos de J a present|B cehtrb de la uhMad á las naciones^ BksHano
cursó el joven Pecci durante nes (ia de 184849, !» de 1850 y la del
mortaMdadf ha enta-aéo coi la r^' protestantes y cismáticas; que ccHt-
tíem àfiot ios eludiosfilosóficos,obte- otofio de 1860) f eo todas,
aunque Mtfrió glóñ de los Justos á reinar i»|a la ñierza de la
caridad de Cristo,! ai6ndo en Í8S6 e! primer premio en Fí- mucho,
demostró su carácter firme, caritativo, observador y prudente, loCristo
por los siglos d© la eterni- se haga amable á todos los pode-i sica y
Qttimica. Pasó laego al estudio de la Teologia, grando inspirar respeto A
sus mismos res seglaT Sobre el mundo g» estiende un
y e«Mrdocio. crespón funerario! Por todas par- y la libertad dé la
propagación à& miento unas conclusiones teológicas Véase Publicó
el arzobispo Pecci varios U-' teopaganda religiosa,
torrentes de lágrimas vierte el li- osteriores, por modo que los mo-|
los Archivos del Colegio: «ínter Theo- adquiriendo tan extraordinaria
populanaje humano, tan numeroso como narcas y presidentas se conviértela^
lofia» académicos, Vincentius Pecci ridad por su conducta hábil,
no exé9ta es, por lo mismo que innumerables, de enemigos en fervorosos
amigos; i ^nue certavit de Indulgentüs, in aula defirmeza,que intervino
en ia solución alUsrepresentantes de la descendencia de lá Iglesia;
un Sucesor, por fin,; laéxitria ooram doctoribatOollegii, ^vm de varios
conflictos sociales, que eran (|#i Vte1«d de este virtuoso Prelado en la Sedé pefatal del
Protector de los desvalí* dable Pontífice. ; MtíBíf itoBoristiairsa,
bic recensere.» rusina: por todas partes existen en Pey templos dos,
del Doctor univeraal de los Exhalemos un suspiro sobre la! Sft ISSjt
térmtttó sàs> estadios teoló- rasa asociaciones catdtieas construidos
giedi obteniendo e! grado de doctor. que fueron organizador y pueblos,
dol verdadero Amigo de tumba de León XIII. ¡Adiós, Pa-j Darante
este periodo se le eneomendd gracia» al arzobispo Peed. los pobres, d^
que fué el Norte y dre amado! ¡Qué recuenUm tan; la eattdlaiixa éb
la Illotofia á los «BtuEa 21 do Septiembre de 1877 faA eleGuía de
las naciones, del Pacifica- indelebles has dejado entre nos- dlaiitéi
del Colegió Germánico, cargo gido Camarlengo de la Iglesia Bomaoa,
dor de los contendientes! Esta otros! Mientras luzca el sol en elf (t^
wolia eonflarse A las personas de si bien continuó al frente de su
diócesia de Perusa. muerte, en verdad lúgubre y qup firmamento no so
olvidará el níun* itt>lat^ei Mber é inteligencia. Vacante la Silla
Apostólica por el faAl «^o siguiente ingresó en la Acapuede aceptarse
con un esfuerzo do de Tí. Tu sepulcro será glorio-; detala de Kobtes
Sdes!ástie'áal OdOèBAlehl éa 88 de Diciembre de
lengo» do preparar y convocar el C n ^ ó<, crÍa4o puede remediarla* Su
San- fuerte que loé totármóles y losf tB0tt eélebró stt 'primera Visa
et 8 clave de loo l^mos. Cardenales para X del ièiiiimo en la iglesia dé
San Andrés. nombrar a! sKuseoor dé IMo IX. tidad León XIII, recogió en
sti bronces, n OdnelaTa KdtoriM eran Tos estadios y el talen» preclara
iateUgeBcia los rayos d^l ¡Bendita, alma 4e í^n MílV. lé del |ov»n
aacerd«t6j y .ya en 1838 <á La dottbérséMii %w»U «jmItShal l^lr»"
Sol de la Divina SaMéuría y làft m ega p<»r nosotros. i Ufoáio
Ptíntífiee Qjrefolii» XVt le eavid «» potKtMeto duré St Imias. El
pii»«r reflejó sobre el ' mundo; condensb L A RBOACctóir. eacaiidad
dé delegado apostólico & las esoratinio dio 23 votos al Cardonal POOT en
su magnánimo corazón la idpréviiiolás de Bénevento, Spoleto y £*e>
ci; el segundo, 3% faitAndole a&a 9 teatidad de los divinog ardores,
f Ittsat MostrA&4toaa el Joven prelado votos. ¡wat tnAesdblé y hombre
de rara moEl Mcratínio tercero se veHfieó fk oual espejo oslorio de
gran poteii* miárcf^es 90 de Fébrwé, y «oguidamono ete los emitfió
«obire la huoiaalxlatl JEn $7 de Hoviembre de 1790 «o uaUl ¿ el
Oéssiitoriò de 87 £n«ro de nw «n matriaoKHBÍo Luis Peooi y Jkaa^
dolfente, abratándola en el amcpr Pr^òi^ieri 4a Cori, de eijufo falip
ealaoe| I9II^<^M proooai^do aiKobispo de Dade Dios, parifieándolm de
sus esoo* aile^ieelbiéAdo la ooftaagiación «plarii^, con el fuego
de lacaridá^* Aqtiel mismo dia escribió á sos hor* cito», Catajiina
Karla FUominsa, Juva; e^psl de maa<» d«d cardenal ÜLambriiaQÚrldad y
fe del imfi4li»Um P^P^i Bautlsta^^osé, Yieosita Jo|kq|i}ía y FMN , ^ ^
di 10 «IB Febrero étA mismo alie, miAoé una carta, qoé so coi^Mxryà
oa fawtm UM paUíiteas poderosa» oo^i nando Pecol. . í .19^ 6 pi Abril
Uég^ Péoei & Òroiolast da cnadro «a «I «¡^Nm i^Jo doY p¿latío
qiie^ levwatò el nivtk é e la» freatili ] ^ «1 UhrQ4e CfMaiUa d0
los Peç<^ s»' i|0qibraiio Kaacio de Su Saatidad c«roa i^ecci oa
(luridnétò'. 2Xke asi: dóiáilada9 i tm ouidttdot ver^bid^- 4Mao$a
dis ttiajiaa^te 4 9»^m^*^M -0 xey taopoldo X—aUi eoaocs^ y obfe<>
«Düyáüeimo, 80rd«|r«brero ^ tum. «wUo 1%; I fuió A aiiéstri^ i
o^iae BiJMié%—ca«xf^ »<^wÁjÍltómo8 bfl»ttÍD<»; »Oií pMtIéipd
f ié hà. el éienitl^ d» féèm^ Piátfti^áiet.'' ' , ; . '. A^ >Iétio ha %iiépértoaa á 1»ras te&ebffouMi y é e eaiim1iiii4- ^m^
m ••eóa A ««ifo. m iia^^stiroi ppe^wdsade poret^9«l^ Qr^íerie
X¥I rldé éttéutaWar1litt HatiiliáNIEüíaasmi laC^Uedtlá dé ^
fidiré. mbmtoii itoraii iBOoaaolablee las loft aoMlteadfi Vieeate Joaanfo
BaAie^ l^^íllii pfÈ9i«|í cairta, ^ae ÜSs^ A vA tkmfita, Obflypos,
Iot tAoériotes f l ot rell* iMis^ Le «4i»4riiid f» liMi Aifattshaa-, M
parala cal^ ii&$l«ré l o ^ »a«r^ dé ^ tísmOes Ifaas. Jea^ata Tosí,
«Wspo 4 Séididü y * la ^aa aatto i^é^totfa» giqsos; lloran toé r
é y ^ 'f l oi g4' Asafttlr qui«»> oe piidtead^ ü aii^ psH I laéiito
te tia^lKcflá i f o « l á ^ biiM»o«, y /pl poflA»lo Asi dirige 4^
•oaaineali» did«f$ al/caai^n^ 0 . Jaf •Sogad inimàé éï mik^
^tr mi. cinta Qspoióéil. Oel^rt»i4te la e^svmmM •upUeando depare
i la Iglesia uk . tala oapttta de ta easa del (saa4aii«f .! dignísimo
Sucesor de Loto x n | , GattfHDi,»
 
 HlilIilE